para-la-web-02

DECLARACIÓN DE EL SALVADOR EN EL SEGMENTO DE ALTO NIVEL DE LA COP22

DECLARACIÓN DE EL SALVADOR

SEGMENTO DE ALTO NIVEL, COP 22, MARRAKECH

Señor presidente, excelencias, distinguidos delegados

Quisiéramos expresar inicialmente nuestra gratitud al Reino de Marruecos y a la ciudad de Marrakech por la magnífica hospitalidad y organización de esta trascendental conferencia de las partes, COP 22.

Señor presidente, todos estamos informados que las manifestaciones del cambio climático siguen evidenciando una tendencia constante al agravamiento: estamos en ruta de que 2016 sea el año más caliente del que se tenga registro, siendo el tercer año consecutivo en que romperemos ese récord. Y el establecimiento de tres récords continuos también constituye un nuevo récord.

Por ello insistimos en la necesidad urgente de la acción y celebramos la pronta entrada en vigencia del Acuerdo de París y la realización aquí en Marrakech de la primera Conferencia de las Partes de este Acuerdo, la CMA 1. Pero esta urgencia en la acción ambiciosa que todos compartimos bajo el Acuerdo de París, no puede esperar. Por ello nos preocupa que ese mismo espíritu de París para combatir esta terrible amenaza contra la humanidad no se observe ni se reitere con igual vehemencia en el período pre 2020. Exhortamos a retomar con ambición y entusiasmo el segundo periodo de compromisos del Protocolo de Kioto.

También es claro señor presidente, que la escala de los fenómenos climáticos y de impactos que estamos experimentando con el aumento de un grado de temperatura sobre la existente en la era preindustrial es una realidad contundente que exige que el Acuerdo de París adopte la meta de limitar el aumento de temperatura a menos de 1.5 grados. Y que todos los países, bajo el liderazgo de los desarrollados, aumentemos efectivamente nuestras contribuciones para alcanzarla, reconociendo que ese esfuerzo sería en beneficio directo y prioritario de los países, sectores y comunidades más vulnerables en el mundo.

En El Salvador, país ubicado en Centroamérica, la región tropical más sensible al cambio climático de acuerdo al último reporte de evaluación del IPCC, sabemos de la gravedad de los impactos del cambio climático. Los cuatro años secos consecutivos que hemos venido experimentando desde 2012 no solo han generado severas pérdidas en agricultura, sino que han impactado acumulativamente en la recarga de los acuíferos, provocando por primera vez escasez en la disponibilidad de agua potable, causando afectaciones a población en las zonas urbanas.

Estamos fuertemente comprometidos con el Acuerdo de París y con la acción climática ahora. Entre nuestras contribuciones nacionales, nos hemos empeñado en restaurar casi la totalidad de nuestras tierras degradadas al año 2030, implementando así una ambiciosa acción de adaptación, con importantes co-beneficios de mitigación, que ya está en marcha, pero que requiere de importantes apoyos financieros. Y en el área de generación de energía, nos hemos comprometido con una reducción de emisiones del 42% al año 2025, respecto al año 2015.

Para asegurar la participación y el compromiso de toda la sociedad en la transformación social y económica del país, baja en emisiones y resiliente al clima, hemos creado este año el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad, integrado por los más diversos actores sociales, incluyendo el sector privado, la academia, las iglesias, ONGs, además del sector público.

Creemos importante que China Taiwan coopere y ponga al servicio de esta Convención y de los países en desarrollo sus notables recursos tecnológicos para aumentar la ambición en la adaptación y mitigación del cambio climático. Y agradecemos la cooperación que ya ha dado al país en materia ambiental.

Señor presidente. Desde la adopción del Acuerdo de París se ha identificado a la COP 22 como una Conferencia de la acción y la implementación. En concreto, de fortalecimiento de implementación de la Convención, y bajo sus principios y disposiciones, especialmente el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y respectivas capacidades.

La insistencia en la diferenciación y en la aplicación de estos principios, que garantizan la provisión de adecuados medios de implementación a los países en desarrollo, no es una pura cuestión de forma; ni siquiera es una mera concesión a la debida justicia climática, basada en la responsabilidad histórica. La realidad es que la diferenciación es la base del éxito y de la implementación adecuada del Acuerdo de París; sin ella, aunque exista ambición, voluntad y necesidad de combatir el cambio climático, en la escala que este desafío requiere, simplemente no habrá los medios necesarios para hacerlo. Contraer más deuda para la acción climática no es una opción para muchos de nuestros países, lo que equivaldría a una condena al subdesarrollo sin fin.

Es crucial que en las negociaciones dentro del grupo especial de trabajo del Acuerdo de París, se adopten los mecanismos y reglas apropiadas para hacer efectivas la equidad y la diferenciación. En particular que se acuerden mecanismos de medición y transparencia para la provisión de los flujos financieros necesarios para el enfrentamiento efectivo del cambio climático, en especial para los países particularmente vulnerables como el nuestro.

Muchas gracias,

para-la-web-02

DECLARACIÓN DE HONDURAS EN EL SEGMENTO DE ALTO NIVEL DE LA COP22

Deseo expresar nuestro especial agradecimiento a su majestad el Rey Mohamed VI y al pueblo marroquí por su cordial acogida en esta vibrante ciudad de Marrakech. Distinguidos colegas, Es un alto honor para mi dirigirme a ustedes en nombre de ocho millones de hondureños que día a día se enfrentan a los desafíos del cambio climático. La vulnerabilidad de la región Centroamericana no es desconocida. Honduras es considerado uno de los países con mayor riesgo climático, está expuesto constantemente a fenómenos climáticos extremos. Cuando fuimos afectados por el Huracan Mitch, perdimos el 25% del Producto Interno Bruto, y más grave aún, más de 7000 vidas humanas. Actualmente nos encontramos sometidos ante inundaciones y sequías que merman nuestra economía y nos ocupan en atención de emergencias para al menos proveer de alimentos de manera oportuna a nuestra población, evitando hambrunas. Para nosotros, el cambio climático NO es solo un problema de calidad ambiental, es una dura realidad económica, social y migratoria, es un problema de vida o muerte. Siendo Honduras de los primeros países en ratificar el Acuerdo de París, demuestra la voluntad y el compromiso del pueblo hondureño con el mundo. La entrada en vigor de dicho acuerdo, representa una nueva oportunidad para todos de hacer las cosas diferentes, trazando una nueva ruta en el marco de la acción. Acción que, debe ser imperativa para todos. Debemos acelerar los procesos para poner en marcha el Acuerdo de París. Debemos mantener el sentido de URGENCIA que nos llevó a lograr este histórico acuerdo, procurando aumentar la ambición de las metas trazadas distinguiendo siempre nuestras responsabilidades, comunes, pero diferenciadas. Para Honduras el financiamiento climático es una prioridad. Los países desarrollados deben poner a disposición recursos financieros nuevos y adicionales a nuestros países en desarrollo para hacer frente a los efectos producidos por el cambio climático. Tenemos que tener claridad en las cuentas y las reglas del juego bien definidas para garantizar la adicionalidad, la previsibilidad, el balance, la transparencia y rendición de cuentas. Urgimos la necesidad de determinar los flujos financieros y que el acceso al financiamiento sea ágil y directo para asegurar los recursos requeridos para continuar avanzando con el trabajo que ya hemos emprendido en nuestro país. Actualmente estamos invirtiendo alrededor de 25 millones de dólares de fondos nacionales en acciones concretas para la adaptación, pero se necesitan muchos más recursos para garantizar la implementación del plan maestro Agua, Bosque y Suelo, que constituye nuestro instrumento para el cumplimiento de nuestra contribución nacionalmente determinada, principalmente la restauración de 1 millón de hectáreas. Tenemos la convicción que con el involucramiento y participación activa de todos los sectores, sobretodo de la sociedad civil, pueblos indígenas, y sector privado, lograremos los objetivos planteados. Reduciendo así de manera significativa la vulnerabilidad climática de la sociedad hondureña mediante capacidades adaptativas mejoradas y mayor resiliencia, aprovechando los co beneficios para la población; incentivando el desarrollo económico en una senda baja en carbono, con producción sostenible y consumo responsable.

Nosotros estamos haciendo nuestra parte, pero el compromiso es de todos.

ESTE ES EL MOMENTO. TENEMOS QUE ACTUAR AHORA.

Muchas gracias.

img-20161116-wa0001

DECLARACIÓN DE NICARAGUA EN EL SEGMENTO DE ALTO NIVEL DE LA COP22

Discurso Segmento de Alto Nivel

Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-22/CMP12/CMA1)

Marrakech, Reino de Marruecos 17 de noviembre de 2016

Señor Presidente, Distinguidos Delegados,

Agradecemos al Pueblo y Reino de Marruecos por acoger esta conferencia de las Partes; así mismo nos adherimos a la declaración presentada por Tailandia en nombre del G77 + China. Apoyamos la solicitud de Taiwán de poder participar en esta instancia que afecta a toda la humanidad. Los 23 millones de taiwaneses están comprometidos con la lucha contra el cambio climático a nivel mundial. Nicaragua comparte la urgencia expresada por muchos países en COP-22 para acción climática y financiamiento climático ¡ahora! El cambio climático no comienza en 2020. Sin embargo después del fracaso de Copenhague se ha trabajado un acuerdo en 2015 cuyas partes operativas comienzan en 2020 con nuevos ejercicios de compromisos en 2025 y 2030. A la vez se comprometió en 2009 financiamiento para US$100 mil millones al año comenzando en 2020. La fórmula perfecta para un decenio perdido de acción y financiamiento postergados. ¿Dónde está la urgencia en este plan? ¿Dónde está el reconocimiento de que estamos en el tercer año seguido más caliente de la historia registrada y que la temperatura promedio mundial pasó de 1°C por encima el nivel pre-industrial en 2015 a 1.2°c. en 2016, o que El Niño que trajo sequías o inundaciones a muchos de nuestros países llegó a una anomalía de 3°c. por encima de lo normal en el Pacífico Central el 22 de noviembre pasado? También hay urgencia porque el Acuerdo de París declara pero no llega a limitar lel alza de la temperautura a 1.5°C o siquiera 2°C. Mas bien nos pone en una trayectoria de 2.7°C a 3.5°C ; como esto es un promedio mundial, el alza de temperatura va a ser entre 4 y 6 grados en los Trópicos, los desiertos y las áreas polares. Si no hay ACCIÓN Y FINANCIAMIENTO URGENTE AHORA que aumente el nivel de ambición de los 20 países de mayores emisiones que representan 78% del CO2e y 76% de la economía mundial, las consecuencias serán graves ya que el nivel de compromisos actuales puede generar sinérgias negativas entre las Convenciones ambientales con más desertificación en lugar de reducirlas y una catastrófica pérdida de biodiversidad. El avance del Sahara sobre el Sahel puede llevar, de acuerdo al PNUD, a 45 millones de refugiados desplazándose hacia el norte. Las extinciones en la biodiversidad son muy sensibles a la temperatura. A 1°por encima del nivel preindustrial la taza de extinción es 2.8% de las especies, a 2°C la taza sería del 5.2%, mientras a 3°C alcanzaría un 8.5%, y a 4.3°C grados una catastrófica taza del 16% anual. Asímismo, el nivel de los compromisos actuales de París el Acuerdo va a crear sinérgias negativas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Habrá menos agua, comida, nutrición y salud en un mundo de 3°C. Incluso la Organización Mundial de la Salud pronostica 250,000 muertes adicionales anuales entre 2030 y 2050 debido al estrés del calor, y el aumento de enfermedades como la diarrea y la expansión de los vectores de enfermedades tropicales transmitidas por moquitos. A partir de 2050, se calcula que habrán 100,000 muertes adicionales al año sólo debido al estrés del calor. Tenemos ya las tecnologías para reducir las emisiones mediante energía renovable, reforestación, agricultura, eficiencia energética y transporte. Igualmente existen fuentes nuevas de financiamiento posibles. Por un lado, el Artículo 51 de la Decisión de París renuncia al derecho de los Estados a indemnizaciones, en detrimento del Artículo 8 que refiere al Mecanismo Internacional de Varsovia sobre Pérdidas y Daños. Sin embargo, 17 estados de los Estados Unidos encabezados por el Fiscal General del estado de Nueva York, Sr. Eric Schneiderman está investigando Exxon Mobile por posible fraude a sus inversionistas, consumidores y a la opinión pública, siendo prácticamente una repetición del caso del tabaco durante el siglo pasado que llevó al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios a las 4 empresas más importantes del tabaco. Otra nueva fuente de financiamiento puede provenir del Sector Privado. Las principales corporaciones listadas en las bolsas de valores de Japón, Estados Unidos, Unión Europea y República de Corea tienen US$5.3 billones (trillones en inglés) en efectivo, al no haber inversiones atractivas en los mercados financieros. Esto contribuye a la concentración de la riqueza del 1% más rico que entraba a la economía mundial. No estimula una economía mundial que requiere de nuevos estímulos ahora que los bancos centrales han prácticamente agotado sus medios y no contribuye a las urgentes inversiones climáticas que requiere el futuro de la humanidad y la vida en la Tierra. Existen las tecnologías y existen recursos financieros subutilizados que pueden ser invertidos bajo un principio de responsabilidad social y ecológico corporativo. Lo que falta es como combinarlos y la voluntad ´política y de la opinión pública mundial de hacerlo. El poder de la voluntad política ha sido demostrado en Nicaragua que ha pasado de 25% renovable en 2007 al 56% en 2015, bajando sus emisiones de 6.9 millones de CO2(e) a 4.8 millones. En la Iniciativa 20×20, parte del Desafío de Bonn, Nicaragua está reforestando 2.8 millones de héctareas. En el Fondo Cooperativo de Carbono de los Bosques, Nicaragua se ha comprometido a capturar 11 millones de toneladas de CO2(e) en los próximos 5 años, que lleva US$55 millones en incentivos por resultados. El financiamiento ha sido por concesiones (BOT) inversiónes nacionales y extranjeras directas combinados con cooperación externa y gastos presupuestarios nacionales. Nicaragua está empleando todas las formas de reforestación, regeneración nacional, manejo de cuencas, tierras degradadas, agro forestal y silvopastoral, plantaciones, usando un enfoque integral de paisaje. Al sembrar agua, fijar la tierra, recrear habitats y restaurar la biodiversidad, se está aumentando la resiliencia de los eco-sistemas, siendo la mejor forma de adaptación al cambio climático. Así la República de Nicaragua con hechos reafirma a diario su compromiso de luchar contra el cambio climático, como una de sus últimas prioridades. ¡Muchas gracias Sr. Presidente!

portada

ECO EN ESPAÑOL

Finanzas para Adaptación: la recta final

No es ninguna sorpresa que las finanzas han sido empujadas hasta el día que ECO espera sea en realidad el último de la COP22. Hasta ayer de noche, no había acuerdo para dar al Fondo de Adaptación una vida futura bajo el Acuerdo de París. ECO es muy consciente de los interrogantes que muchos países desarrollados tienen acerca de si (o cómo) el Fondo de Adaptación sirva al Acuerdo de París. Bueno, eso se puede resolver, cuestión de decidirse a trabajar en ello. ¿Cuándo?: el próximo año. ECO considera poco prudente abandonar la COP22 sin una decisión política clara, que el Fondo de Adaptación servirá al Acuerdo de París. Se vería como un golpe al espíritu de cooperación y solidaridad que se celebró con tanto entusiasmo con el anuncio de la Proclamación de Acción de Marrakesh. Además, el Fondo tiene importancia significativa para muchos, dada la entrega exitosa de apoyo a la adaptación. Como si esto no fuera suficiente en el tramo final de financiación en la COP22, la decisión financiera de largo plazo también permanece en el limbo. Si bien los países en desarrollo están pidiendo una mayor financiación para adaptación, los países desarrollados quieren ver bienvenida su hoja de ruta, incluso si eso implica aceptar su metodología contable, que tiene vacíos considerables. La entrega de la hoja de ruta podría ser reconocida como una contribución para mejorar la transparencia en la manera en que los países desarrollados pretenden alcanzar su objetivo de $100 mil millones. Esto es, si las Partes acuerdan una redacción que no prejuzgue el resultado de las modalidades de contabilidad. Dicho reconocimiento debería concluir que los aumentos planificados en la financiación de la adaptación son obviamente bienvenidos, aunque aún no se haya logrado un equilibrio entre la financiación de mitigación y la de adaptación. Los países desarrollados deben intensificar sus esfuerzos para lograr ese equilibrio. Hecho. ¿Que están esperando?

El gran cambio de la COP 24  

Celebrar las negociadores en Bonn en 2017, es una solución creativa para facilitar la Presidencia de la COP23 de Fiyi. ECO está muy entusiasmado con el liderazgo que sabe que Fiyi llevará con este rol. Si bien la reducción de la capacidad en Bonn podría resultar difícil, confiamos en que los obstáculos logísticos se salvarán para asegurar que la participación de la sociedad civil no sea víctima de la solución. Hacia el futuro, vemos que un país de Europa del Este está programado a asumir el cargo de Presidente de la COP24. De hecho, Polonia, que ha alojado la COP en Varsovia en 2013 y en Poznań en 2008, expresó interés en poner en práctica la experiencia reciente de la COP para 2018. ECO observa que esto significaría que 4 de las 6 COPs entre 2013 y 2018 serían en Europa. Anticipamos un enorme impulso político para aumentar la ambición del Acuerdo de París en el Diálogo de Facilitación de 2018. Se han producido cambios de región en anteriores COP. La COP24 podría ser el momento adecuado para que un país fuera de Europa tome la Presidencia y muestre sus habilidades de liderazgo.

0,1 %

Esta semana, ECO vio por fin a algunos países desarrollados y regiones comprometiéndose con el Fondo de Adaptación. Este instrumento único ha cumplido una función colocado en el nicho importante dentro del panorama de finanzas para los esfuerzos de adaptación climática en países vulnerables. Dentro del contexto de la indecisión de algunas Partes sobre si el Fondo de Adaptación debe continuar, estos compromisos confirman lo que ECO y otros han reconocido por mucho tiempo: el Fondo de Adaptación es relevante y necesario. Entonces ECO da gracias a Alemania, Suecia, Italia, y las Regiones Walona y Flamenca de Bélgica. Aunque celebramos los $80 millones entregados al Fondo de Adaptación esta semana – los cuales alcanzan el objetivo de la recaudación de fondos para la COP22 – es importante no perdernos en una perspectiva más amplia. Hay una brecha creciente entre el financiamiento prometido para la adaptación, y las estimaciones basadas en la ciencia de las necesidades del financiamiento de adaptación. El recién publicado Informe del Programa Ambiental de la Organización de Naciones Unidas sobre la Brecha del Financiamiento de Adaptación estima que ya se necesitan de $56 a 73 mil millones anualmente para la adaptación en países en desarrollo, y el monto crecerá a entre $140 y $300 mil millones en solamente 13 años. ECO recuerda a las Partes que aquí en el último día de la “COP de África” los compromisos actuales al Fondo de Adaptación – aunque son muy bienvenidos – contribuirán a la disminución de un mero 0,1% de la brecha del financiamiento en adaptación. ECO ruega a las Partes de países desarrollados que tengan en cuenta esta brecha aumentando sus compromisos a un nivel más adecuado a la escala del problema, durante la planificación de presupuestos para apoyo a la adaptación.

Objetivos a corto plazo con problema de gases

A medida que la CMNUCC comienza a enfocarse más estrechamente en los objetivos a corto plazo, hay un gas de efecto invernadero invisible e inodoro que nadie está tomando lo suficientemente en serio: el metano. Un estudio del 2013 muestra que el metano es 86 veces más potente que el CO2 en un período de 20 años. Entonces, en 20 años pasaremos los objetivos a corto plazo de la CMNUCC de los años 2020, 2025 e incluso de 2035. Desafortunadamente, los gobiernos aún están usando números viejos del 4 to reporte del IPCC (2007) que observa al metano en un período de 100 años, mientras calculan al mismo sólo 25 veces mas potente que el CO2.Si estamos hablando de objetivos de tiempo corto, necesitamos observar también a los Potenciales de Calentamiento Global (GWP sus siglas en inglés). Tomando en cuenta esto, este gas de fracking tiene un impacto climático a corto plazo de al menos 3 veces más que el carbón: es tiempo pues de desechar toda nueva propuesta de gas, terminales LNG, perforaciones de fracking, y empezar una transición real a renovables. Ya que el mundo enfrenta puntos de inflexión, hay que tener cuidado de no quedar atrapados en un golpe de metano. Eh! UE, con tu propuesta de 77 proyectos de infraestructura de gas de “interés común”, ¡te estamos vigilando!

hist-vid-1_0-1

“INICIA EL INVIERNO Y DOÑA CÁNDIDA YA ESTÁ LISTA PARA OBSERVARLO”

Los abuelos suelen contar con nostalgia que antes las cosas eran diferentes, se bañaban en ríos de aguas abundantes, los temporales hacían que por varios días el sol no se viera y permaneciera lloviendo. “Antes, no sabíamos de huracanes, solo reconocíamos los temporales de lluvias, no sabíamos de sequía y por lo general el clima siempre nos favorecía, pero ahora todo eso ha cambiado”, nos dice doña Cándida Herrera, pequeña productora nicaragüense, de la Comunidad Sagrada Familia, del Municipio de Somotillo, en el occidente de Nicaragua.

Ahora se hace más necesario conocer con antelación el tiempo de los días venideros. Doña Cándida solo lo hacía a través de las diversas señales que brinda la naturaleza. Ella no basaba sus decisiones productivas usando información climática, porque no la tenía, no la entendía y le llegaba demasiado tarde, situación común para muchos productores que habitan en el corredor seco, una de las zonas más vulnerables de la región centroamericana.

Sin embargo, desde hace algunos años, ella se ha integrado a la Red de Monitoreo Climático. Ejercicio de vigilancia realizado desde su comunidad con el propósito de observar y registrar diariamente el comportamiento de los fenómenos climáticos de una forma práctica y útil, pudiendo advertir de primera mano a la población sobre la ocurrencia de fenómenos que pueden afectar los medios de vida locales.

Es un proceso que procura mejorar los niveles de resiliencia comunitaria sobre la base del uso de información climática, combinándola con la predicción local, como una referencia para planificar estrategias de protección ante los cambios bruscos y repentinos del clima.

Una vez que llega la época de sembrar, los observadores se reúnen en sus comunidades para decidir el momento más apropiado para realizar la siembra, el tipo de variedad de semillas a utilizar o bien las obras agroecológicas más apropiadas en función de las posibilidades que indican, tanto los pronósticos climáticos como las predicciones de los abuelos en la comunidad.

Desde el momento de la siembra, Doña Cándida y su familia alistan sus pluviómetros y termómetros para agudizar la observación del clima, la naturaleza, sus cultivos para advertir cualquier incidencia que pudiera afectar sus pequeñas inversiones productivas.

Su esfuerzo cuenta con la asistencia técnica de organizaciones como Centro Humboldt, pioneras en el tema de vigilancia del clima en Centroamérica quienes nos refieren que para demostrar cambios en la temperatura, en las lluvias, o la aparición de fenómenos emergentes a nivel local, no hay otra forma que no sea midiéndolos, es por ello que hemos dispuesto una serie de estaciones climáticas comunitarias en aquellas zonas en donde no se dispone de ningún otro instrumento.

Finalmente nos dice Doña Cándida: “Me siento orgullosa, porque ahora soy importante en la comunidad, brindo asesoría a los demás pobladores, pero mis datos no son útiles solo para la parte productiva, sino para otras instituciones y organizaciones que los necesitan para planificar su trabajo, ellos también son parte de quienes se benefician con el trabajo que realizamos”.

juanavarel-1

“ANTES LA PASÁBAMOS MÁS CRÍTICO”

Doña Juana alimenta a sus gallinas en el patio de su casa: “Son más de 20” nos dice, mientras cuenta algunas anécdotas de su vida. Una de esas anécdotas fue la manera en la que incursionó al proyecto que Centro Humboldt desarrolla en su comunidad.

Juana Varela nació y creció en la comunidad El Chaparral, del municipio de Somotillo, en el Occidente de Nicaragua. A sus 48 años es madre de 6 hijos, madre soltera como la mayoría de mujeres nicaragüenses.

En esa comunidad, ubicada en el corredor seco del país, se desarrolla el proyecto “Reducción de Riesgos a Desastre y Adaptación al Cambio Climático”, del cual doña Juana forma parte desde hace 3 años. Se integró con la expectativa de mejorar su forma de vida.

“El líder de la comarca me invitó a participar en un encuentro con Centro Humboldt. Que venían mejoras para la comunidad y así fue, me reuní con ellos, revisaron mi parcela y empecé a desarrollarme con este organismo”, expresó Juana.

Así inició una etapa de cambios en la vida de doña Juana, se instaló un pluviómetro en su comunidad para contar con registros de las lluvias, que les permitiera comprender mejor el comportamiento de las mismas; la rehabilitación de pozos, se les capacitó para que ellas y ellos mismos elaboraran su abono orgánico, recibieron talleres para saber cómo enfrentar las plagas que afectaban sus cultivos, entre otras acciones.

“Uno de los mayores logros del proyecto fue organizarnos. Hoy estamos organizadas un grupo de 10 mujeres y tenemos un fondo común que nos servirá para cualquier situación de emergencia. El proyecto nos ayuda en la crianza de gallinas, que se han convertido en un sustento para nosotras, con la venta de los pollos aportamos a nuestro fondo, que poco a poco crece”. Puntualizó doña Juana.

En el municipio de Somotillo, golpeado fuertemente por la sequía, Centro Humboldt también ejecuta el proyecto “Desarrollo Comunitario para la Protección de los Medios de Vida Ante el Cambio Climático”, del cual doña Juana también es beneficiaria.

Una de las acciones de este proyecto que más ha impactado su vida de manera positiva, es el banco de semillas, cuyo fin es garantizar el abastecimiento de maíz a los comunitarios que forman parte del proyecto.

El banco de semillas consiste en que cada productor almacena una cantidad de maíz, que ellos mismos pueden utilizar en situaciones de escasez y así garantizar su seguridad alimentaria.

“Entre los 6 productores que conforman mi grupo ya tenemos 36 quintales de maíz, si alguien en la comunidad nesecita el maíz nosotros se los vendemos y vamos creciendo, garantizando nuestro alimento, ya que antes sembrábamos y lo que cosechábamos lo utilizábamos y quedábamos en la misma, sufriendo hambre” aseguró Juana.

Con el maíz, las gallinas y organizados, doña Juana y los habitantes de su comunidad tienen el alimento garantizado, además cuentan con el dato pluviométrico, lo que les ayudará a tomar decisiones correctas a la hora de cultivar y disminuir las pérdidas en sus cultivos.

“Habíamos mujeres en esta comunidad que no teníamos del todo sustento para nuestros hijos, y ahora tenemos algo para subsistir: el maíz, las gallinas, es algo que asegura nuestro alimento y el de nuestra familia. Desde que Centro Humboldt vino, nos organizamos, se ha visto el cambio, es un logro que tenemos gracias a este organismo” finalizó doña Juana.

cop-1

SIN CONSENSOS AL MOMENTO DEL CIERRE OFICIAL DE LA COP22

A las 7.00 p.m. hora de Marrakech, dos horas después que oficialmente se debió haber cerrado las negociaciones de la COP 22, aún no se logra consenso sobre algunos mecanismos y procedimientos para el inicio de la puesta en marcha en el 2020, del Acuerdo de París. Ante estas circunstancias, la presidencia de la COP realizó el cierre oficial protocolario de la misma, sin que se haya alcanzado acuerdos definitivos y orientaron conformar “grupos de trabajo” para atender los principales puntos de desencuentro, entre los que se mencionan: Calendario de cumplimiento de los compromisos financieros del Acuerdo de París y permanencia del Fondo de Adaptación bajo la Convención; calendario de implementación del mecanismo de Pérdidas y Daños, preeminencia de la Convención sobre el Acuerdo de París y el calendario de implementación pre 2020, entre otros.

Una vez los negociadores hayan logrado consensos sobre estos temas, se convocará nuevamente a sesión plenaria, se espera que sea reanudada una vez se consenso sobre los temas en debate. No se sabe con certeza la hora y la fecha en que esto pueda ocurrir; no obstante, se espera que la sesión se prolongue hasta horas de la madrugada de mañana sábado 19 de noviembre, repitiéndose la tónica impuesta durante las últimas COPs.

Grupos de organizaciones civiles, tales como el Climate Action Network – de la que Centro Humboldt forma parte – y 350.org se manifiestan al momento de la hora oficial de cierre frente al edificio de la Plenaria y han llamado a las organizaciones de sociedad civil a retirarse en protesta por la escasa voluntad observada durante las negociaciones.

Desde el Centro Humboldt hacemos un llamado a los gobiernos del mundo a actuar con sentido de urgencia y con la responsabilidad que corresponde ante las presentes y futuras generaciones.cop-2cop

rb_lalo-animated

OTTO SE CONVIERTE EN HURACÁN

La tormenta tropical Otto se convirtió en huracán de categoría 1, desplazándose hacia el oeste a una velocidad aproximada de 2 mph (4 km/ h).Otto debería moverse un poco más rápido hacia el oeste o el oeste-noroeste durante los próximos dos días.Se espera que Otto se acerque a las costas de Costa Rica y Nicaragua el jueves.

Los vientos máximos sostenidos han aumentado hasta cerca de 75 mph (120 km / h) con ráfagas más altas. Se prevé un fortalecimiento adicional en los próximos dos días antes de tocar tierra.

Otto es el séptimo huracán de la temporada 2016, dejando a su paso cuantiosos daños en Panamá, y la activación de alerta roja en distintas zonas de Nicargua y Costa Rica.

Las autoridades nicaragüenses decretaron este martes alerta roja en el Caribe Sur de Nicaragua, Río San Juan, Chontales y Zelaya Central; y alerta amarilla en Boaco, Rivas, Carazo, Granada, León y Managua.

Según autoridades del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), serían evacuadas unas 7 mil personas de las zonas más vulnerables del Caribe Sur de Nicaragua

otto

Otto causaría posibles daños en la producción en algunas zonas del país

Según información brindada por la Red Comunitaria de Observadores del Clima, el área de la Guinea y oeste del municipio de Bluefields existe el riesgo de que la producción de cacao en esta zona se pierda debido a que unas 400 manzanas se encuentran en estado de floración, que es una etapa bien delicada en la producción de cacao debido que las flores son muy susceptibles a los fuertes vientos y lluvias intensas.

Read More

1

Se encuentra usted aquí La participación de la familia en la observación del clima

El clima está cambiando. Las afectaciones son cada vez más fuertes, y las comunidades empobrecidas son más vulnerables.

De ese contexto la región centroamericana no está exenta, las estadísticas demuestran que los países centroamericanos están entre los más vulnerables al cambio climático a nivel mundial.

Por ello, desde hace 2 años se desarrolla el proyecto “Gestión del Conocimiento y Desarrollo de Capacidades para la Incidencia en Cambio Climático en Centroamérica”, desarrollado por Centro Humboldt y CAFOD, en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Read More