Busto José Martí 5 cuadras al este. Bº Largaespada. Managua, Nicaragua
(505) 2248-7149
2248-7152

Se encuentra usted aquí La participación de la familia en la observación del clima

El clima está cambiando. Las afectaciones son cada vez más fuertes, y las comunidades empobrecidas son más vulnerables.

De ese contexto la región centroamericana no está exenta, las estadísticas demuestran que los países centroamericanos están entre los más vulnerables al cambio climático a nivel mundial.

Por ello, desde hace 2 años se desarrolla el proyecto “Gestión del Conocimiento y Desarrollo de Capacidades para la Incidencia en Cambio Climático en Centroamérica”, desarrollado por Centro Humboldt y CAFOD, en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. En esos países se instalaron estaciones climáticas, en diversas comunidades, organizando a familias y pequeños agricultores para el funcionamiento de las estaciones y el registro sistemático de los datos climáticos.

Tras varios meses de funcionamiento de las estaciones, las familias han recopilado los datos climáticos, que han sido procesados por las organizaciones socias de CAFOD en cada país, para posteriormente realizar los boletines sobre el comportamiento local del clima, así como para la realización de boletines especiales al finalizar cada subperíodo lluvioso (mayo-julio / agosto-octubre).

EL TRABAJO DE LA FAMILIA

Pascuala y Mako, son un joven matrimonio quiché, originarios del municipio de Santa Maria Chiquimula, Guatemala. Ellos forman parte del proyecto, y ambos participan del “Taller Nacional de Vigilancia Climática y pequeña Agricultura”, que se desarrolla en Santa Cruz del Quiché, Guatemala, los días 10 y 11 de noviembre.

En la pequeña finca de Pascuala y Mako, se instalará una estación climática, que será de beneficio para ellos y su comunidad, ambos recopilaran los datos climáticos día a día.

“Hace unos años atrás la lluvia era normal, llovía los 6 meses y el tiempo de sequía era menor, pero ahora estamos viendo que ya ese tiempo de lluvia no existe, hemos cortado los árboles, construido muchas casas y hemos talados nuestras montañas, por eso el clima ha cambiado”, aseguró Pascuala.

Esa realidad de la que habla pascuala, ha venido afectando a pequeños agricultores, de muchas comunidades de la región, provocando pérdidas en los cultivos, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria y nutricional de muchas familias.

El objetivo de las estaciones climáticas es, que los productores cuenten con información científica para tomar decisiones sobre sus cultivos y evitar pérdidas en su producción.

“con los aparatos podremos saber lo que pasará con la lluvia, ya tendremos mejores ideas para nuestra producción, ya sabremos cuando podemos sembrar y cuando no, ya que esos cultivos nos sirven para nuestra alimentación y para vender y así subsistir”.

“Mi esposo y yo, siempre hemos hecho las cosas en conjunto y con la estación también será igual, cuando él tenga tiempo recopilará los datos y cuando no tenga tiempo yo me encargaré de recopilarlos”, comentó Pascuala.

Al igual que este joven matrimonio, muchas familias de toda la región centroamericana, están trabajando unidas para adaptarse al cambio climático y evitar pérdidas en sus cosechas.

Leave a reply